×

Lo peor de la cuarta ola de calor del verano llega este martes con más de 60 zonas con aviso naranja por temperaturas de 40° | Clima y Medio Ambiente

Lo peor de la cuarta ola de calor del verano llega este martes con más de 60 zonas con aviso naranja por temperaturas de 40° | Clima y Medio Ambiente

Este martes es la jornada más intensa de la cuarta ola de calor del verano. Hasta 61 áreas repartidas por todo el territorio están bajo aviso naranja por riesgo muy importante para las temperaturas. El lunes eran solo 35. La Agencia Estatal de Meteorología informa de que en estas zonas, localizadas en Extremadura, norte y este de Andalucía, el tercio central de Castilla y León, y en el norte y noreste peninsular, pueden alcanzar temperaturas en torno a los 40°. El resto del territorio está bajo aviso amarillo por temperaturas superiores a los 35°. Se libran de la ola de calor la cornisa cantábrica, el sur de la costa mediterránea, la Región de Murcia y el sureste de Andalucía.

Hasta el lunes, lo peor de la ola de calor se ha experimentado en Andalucía, que registró las 10 temperaturas más altas del país, todas por encima de 40°. Casi repitió el lunes con nueve de 10 registros diarios más altos. El récord lo han registraron El Granado, en Huelva, y el aeropuerto de Córdoba con una temperatura de 44,5°. Les sigue la localidad de Montoro, también en Córdoba, con 44,4°. De hecho, el lunes 21 de agosto fue el 21 de agosto más cálido desde 1950, según ha informado Aemet. Este martes el récord lo ha registrado la localidad de Almonte, en Huelva, con 43,5°. Le sigue Mérida, en Badajoz, con 43,4° y el aeropuerto de Córdoba con 43,3°.

Este martes se han rondado los 40° en el noreste, una de las zonas más castigadas de esta jornada. El pirineo aragonés y catalán y la depresión de Lleida están también bajo aviso amarillo por tormentas. Las precipitaciones se limitan a la cordillera pirenaica. También ha llovido en el oeste de la isla de Tenerife. Según el mapa de Aemet, las lluvias no van a alcanzar la zona afectada por el incendio que lleva una semana asolando el norte de la isla y que ya es el incendio más grande de lo que ha transcurrido del año.

Un joven fotografía un termómetro en el centro de Sevilla, este martes.Raúl Caro (EFE)

La madrugada del miércoles será probablemente la peor noche de la semana. No se bajará de los 20° en amplias zonas del interior peninsular, además de las costas mediterráneas, islas Canarias y Baleares e incluso en el litoral cantábrico. En la mitad sur peninsular, zona centro y en el valle del Ebro, serán más altas y llegar a ser noches tórridas: pueden no bajar de los 25°. Durante la jornada del miércoles bajarán los avisos naranjas de 61 a 52, pero el interior de Vizcaya y Guipuzkoa y la cuenca del Nervión se tiñen de rojo por riesgo extremo para la salud por temperaturas que pueden alcanzar los 42°. El País Vasco lleva un agosto muy cálido para lo habitual en la región, que no suele sobrepasar los 27° en estas fechas, según los registros de Aemet. En la anterior ola de calor alcanzó temperaturas por encima de los 40°.

El jueves se espera que las temperaturas, tanto máximas como mínimas, comiencen un ligero descenso, pero aún serán muy elevadas. Seguirán superando los 36° o 38° en gran parte del interior peninsular y de Mallorca; y los 40° aún se alcanzarán en los valles del Ebro, Tajo, Guadiana y Guadalquivir, y en algunos puntos del Duero. Quedan ya pocos avisos naranjas concentrados en el noreste peninsular, donde se podrá llegar a los 40°; en norte de Badajoz, la campiña sevillana y cordobesa y el valle del Guadalquivir en Jaén. El jueves será probablemente el último día de ola de calor, ya que el viernes continuará el descenso, aunque las máximas seguirán muy elevadas. El viernes seguirán alcanzando los 38° y 40° en los valles de los grandes ríos peninsulares y en muchas zonas del interior sur.

La información es la primera herramienta contra el cambio climático. Suscríbete a ella.

Suscríbete

La incertidumbre aumenta considerablemente a partir del viernes, pero parece que el fin de semana puede empezar a llover en el norte peninsular. Estas precipitaciones y tormentas se pueden extender hacia el este de la Península y bajarían las temperaturas de forma considerable. El sábado comenzará a notarse el descenso térmico en el noroeste, pero será el domingo cuando bajen las temperaturas en la mayor parte del territorio. Llegará un alivio térmico que podría dejar temperaturas por debajo de lo normal para la época del año en casi toda España para acabar la semana.

Puedes seguir a CLIMA Y MEDIO AMBIENTE en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal