Leonid Volkov: Un ayudante del fallecido opositor ruso Navalni sobrevive a un ataque en Lituania | Internacional

La policía lituana ha declarado este miércoles que ha abierto una investigación sobre la agresión sufrida por Leonid Volkov, de 43 años, antiguo ayudante del fallecido líder opositor ruso Alexéi Navalni, tras ser agredido el martes a las puertas de su domicilio en Vilna, capital de Lituania. Volkov fue atacado con gases lacrimógenos y un martillo. El disidente regresó a su casa este miércoles tras recibir tratamiento en el hospital por un brazo partido, según declaró en un mensaje en la red social Telegram.

“Trabajaremos y no nos rendiremos”, dijo Volkov, exjefe de campaña de Navalni en las elecciones presidenciales de 2018, en un vídeo publicado en Telegram a primera hora de este miércoles. “Me querían machacar con un martillo para carne. Un hombre me atacó en el patio, me golpeó en la pierna unas 15 veces. Por algún motivo, la pierna está bien, me duele al andar, pero no hay fractura. Sin embargo, tengo el brazo roto”, agregó tras recalcar que el ataque fue un “saludo de Putin con el característico saludo de los gánsteres de San Petersburgo (ciudad de origen del presidente ruso)”.

Volkov apenas pudo ver lo que sucedía. El disidente, que también fue jefe de plantilla del Fondo contra la corrupción de Navalni, solo recuerda haber visto un agresor. Su mujer, sin embargo, cree haber visto dos atacantes desde la ventana.

La policía lituana declaró que aún no se ha identificado a ningún sospechoso. Varias unidades policiales, incluida la unidad de élite antiterrorista, han investigado durante la noche la escena del crimen cerca de la casa de Volkov, en la periferia norte de la capital lituana. El ministro de Asuntos Exteriores, Gabrielius Landsbergis, calificó el martes el suceso de estremecedor y afirmó que los autores deben “responder por su crimen”.

Imagen facilitada por el entorno del disidente Alexéi Navalni en su canal de Telegram, donde se ve a Leonid Volkov en una camilla tras ser atacado cerca de su casa en Vilna, el 12 de marzo de 2024.AP

El Departamento de Seguridad de Estado en Lituania señaló en un comunicado como “probable” el hecho de que el atentado haya sido “organizado y ejecutado” por Rusia, con el objetivo de “detener la ejecución de los proyectos de la oposición rusa en relación con las próximas elecciones presidenciales no democráticas en Rusia”. Los rusos están llamados a las urnas entre el 15 y 17 de marzo, en unos comicios en los que todo el mundo da por sentado que Putin saldrá reelegido y renovará su mandato hasta 2030. El Departamento de Seguridad lituano sostiene que el Kremlin considera al Fondo contra la Corrupción, la organización fundada por Navalni, como “la fuerza opositora más peligrosa capaz de ejercer una influencia real en los procesos internos de Rusia”.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

Por su parte, el presidente lituano, Gitanas Nauseda, ha señalado que el atentado estaba claramente planeado de antemano y se une a otras provocaciones contra la nación báltica. Dirigiéndose a Vladímir Putin, Nauseda advirtió: “Solo puedo decirle una cosa a Putin: aquí nadie te tiene miedo”.

Volkov fue uno de los opositores más próximos al disidente Alexéi Navalni y vive desde 2019 fuera de Rusia. Navalni murió a los 47 años el pasado 16 de febrero en circunstancias jamás aclaradas en una remota colonia penal de Siberia. Antes había sobrevivido a varios ataques, entre ellos un gravísimo envenenamiento en el verano de 2020 en Siberia por parte de los servicios secretos rusos.

“No es necesario que Putin dé la orden”

Otro compañero del activista, Iván Zhdanov, director del Fondo contra la corrupción, ha advertido del riesgo que corren sus seguidores. “Después del asesinato de Navalni perseguirán a quienes abandonaron la Federación de Rusia. No es necesario ni siquiera que el Kremlin dé la orden, los diferentes grupos criminales que rodean a Putin intentarán ganarse su favor y demostrar quién es el mejor”, ha declarado el opositor en sus redes sociales.

El líder de la organización ultranacionalista rusa Mudzhkoye GosudartsvoEstado Varón o Estado Masculino, como quiera traducirse— se atribuyó la acción, aunque su afirmación no ha sido contrastada. “Volkov fue jodido por nuestros suscriptores, lo siguieron durante mucho tiempo”, dijo Vladislav Pozdniákov en su canal de Telegram, que cuenta con casi medio millón de seguidores. El jefe de esta organización de extrema derecha —supuestamente prohibida tras ser declarada extremista por las autoridades por su acoso a las mujeres y a la población no eslava— acompañó su mensaje con unas supuestas capturas de la matrícula del coche del opositor.

En septiembre de 2020, mientras Navalni yacía en coma a causa del envenenamiento, Volkov concedió una entrevista a este diario en donde aseguraba que Putin estaba detrás del intento de asesinato. Cuando se le preguntó si tenía miedo de ser el próximo en la lista, Volkov contestó: “No sabemos cómo es esa lista, ni si existe. Nadie que esté activo en la oposición política en Rusia puede sentirse seguro, pero siempre pensé e incluso lo hablé con Alexéi, que si decidían matar a alguien, sus lugartenientes, gente como yo seríamos blancos naturales. Porque el daño a la organización sería el mismo, pero no habría reacción internacional porque no somos tan famosos como él”.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_