×

Investigados cuatro futbolistas de la cantera del Real Madrid por la difusión de un vídeo sexual con una menor | Sociedad

Investigados cuatro futbolistas de la cantera del Real Madrid por la difusión de un vídeo sexual con una menor | Sociedad

Agentes de la Unidad de Policía Judicial de la Guardia Civil de Las Palmas han detenido en la mañana de este jueves a tres jugadores de la cantera del Real Madrid y citado como investigado a un cuarto por su presunta implicación en la difusión de un vídeo de contenido sexual en el que aparece una menor, según ha adelantado El Confidencial y han confirmado a EL PAÍS fuentes del instituto armado. Los cuatro futbolistas (un jugador del Real Madrid Castilla y otros tres del Real Madrid C, de entre 18 y 21 años) están acusados de un presunto delito de revelación de secretos.

La investigación que ha desembocado en los arresto, se inició cuando la madre de la víctima, una joven de 16 años, puso el 6 de septiembre una denuncia en el cuartel del municipio grancanario de Santa María de Guía contra un jugador de los equipos filiales del Real Madrid por la grabación y posterior difusión de las imágenes en que aparecía su hija manteniendo relaciones sexuales con él. Según detalló la mujer, esas relaciones, que se produjeron a mediados de junio en la localidad de Mogán, habían sido consentidas, no así la grabación, que se llevó a cabo sin conocimiento de la menor, según detallan las fuentes.

El presunto autor de la grabación es uno de los detenidos. Los otros tres implicados son compañeros suyos a los que envió el vídeo y que supuestamente lo difundieron a través de una aplicación de mensajería instantánea. Tras las detenciones, que se han producido en la ciudad deportiva del club en Valdebebas, en Madrid, la Guardia Civil ha requisado los teléfonos de los cuatro futbolistas para proceder al volcado de su contenido e intentar determinar el alcance de la distribución de las imágenes. De este modo, se sabrá si hay otros jugadores implicados en la distribución de las mismas. Según fuentes cercanas a las pesquisas, los futbolistas admitieron en sus declaraciones ante los agentes que tuvieron en sus teléfonos móviles las imágenes, pero aseguraron que las habían borrado.

Tras tomarles declaración, la Guardia Civil los puso en libertad a la espera de que el titular del Juzgado de Instrucción 3 de San Bartolomé de Tirajana, que es el que se ha hecho cargo de las pesquisas, les cite a declarar. El Real Madrid emitió un comunicado este jueves en el que anunciaba que, cuando “tenga conocimiento detallado de los hechos, adoptará las medidas oportunas”, sin más concreción.

El artículo 197.7 del Código Penal, que ha sido modificado recientemente por la ley del solo sí es sí, establece “una pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis a 12 meses” para quien difunda, revele o ceda a terceros sin autorización cualquier tipo de imagen cuya propagación “menoscabe gravemente la intimidad personal”, aunque hayan sido obtenidos con su consentimiento en un domicilio o en un lugar “fuera del alcance de la mirada de terceros”. Este mismo artículo establece una carga mayor a quien inicia la cadena de difusión, pero la Ley de Garantía Integral de la Libertad Sexual, aprobada en agosto de 2022, incorpora también una pena de “multa de uno a tres meses a quien, habiendo recibido las imágenes o grabaciones audiovisuales a las que se refiere el párrafo anterior las difunda, revele o ceda a terceros sin el consentimiento de la persona afectada”.

La ministra de Igualdad en funciones, Irene Montero, ha recordado en X (antes Twitter) que “difundir imágenes sexuales sin consentimiento también es violencia sexual y así lo reconoce la Ley Solo sí es sí”. Y ha añadido: “España ha dicho #SeAcabó: tenemos obligación de no mirar para otro lado y garantizar todos los derechos a todas las mujeres. Todo mi apoyo a la víctima y su familia”.

También se ha pronunciado la Delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, en la misma red social: “En este país teníamos un problema de impunidad de quienes recibían esas imágenes y las difundían. La ley #SoloSíEsSí lo tipificó como delito y posibilitó algo vital para las víctimas: la retirada cautelar inmediata de contenidos y su bloqueo. No compartan esos vídeos”.