×

Interior e Igualdad apelan a los “entornos de las víctimas” de violencia de género para que denuncien | Sociedad

Interior e Igualdad apelan a los “entornos de las víctimas” de violencia de género para que denuncien | Sociedad

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y la ministra de Igualdad, Ana Redondo, en la rueda de prensa de este jueves.Chema Moya (EFE)

De los 55 asesinatos machistas que se han registrado en lo que va de año en España, en 42 de ellos no se había presentado denuncia por parte de la víctima —algo habitual en esta violencia, en la que las mujeres suelen temer por su vida o la de sus hijos o piensan que no serán creídas—; y en 22 de esos casos la violencia en la pareja era conocida por sus respectivos entornos. Son los datos facilitados este jueves por el ministro del Interior, Frenando Grande-Marlaska, y la ministra de Igualdad, Ana Redondo, tras mantener una reunión de coordinación para afrontar el repunte de estos crímenes que se han producido en lo que va de año en nuestro país. “Pido a las mujeres que estén siendo víctimas de violencia y a sus entornos que denuncien porque es la única manera de salvar la vida”, ha dicho Marlaska. “Vamos a lanzar una campaña específica para que los entornos sean proactivos en la denuncia”, ha anunciado Redondo.

La reunión, según han explicado ambos ministros en rueda de prensa, ha servido para mostrar el funcionamiento del sistema VioGén, de protección a las víctimas, que según ha explicado Marlaska cuenta con “43.500 servidores públicos”, entre policías, guardias, miembros de cuerpos policiales autonómicos y municipales, que en la actualidad cubren la protección de un total de 50.300 mujeres integradas en el sistema (frente a las 29.000 que había en 2018).

“La denuncia nos permite abrir el paraguas protector del Estado español, porque se trata de un problema que afecta a nuestro sistema de convivencia, y el sistema VioGén salva vidas”, ha insistido el ministro. De los 55 asesinatos contabilizados hasta ahora, 13 de ellos fueron de víctimas que habían tenido seguimiento, y de ellos, ocho se encontraban ya inactivos en el momento del asesinato. “No se inactivan ni porque se archive el caso, o se absuelva o se condene al agresor”, ha tratado de explicar Marlaska. “La protección de esas mujeres se mantiene hasta un momento dado en el que se entiende que no concurren las circunstancias suficientes para entender que existe un riesgo cierto”, ha dicho, para posteriormente anunciar que, tras la reunión, se ha decidido “realizar una revisión de cómo se produce la inactivación de los casos para mejorarlo”, pese a que el sistema no es infalible, ha advertido.

Mesas de seguimiento

Desde el pasado mes de enero se produce mensualmente la llamada “mesa de seguimiento de casos” de violencia de género, en la que se analizan los casos registrados en ese mes para tratar de ver qué ha fallado e incorporar mejoras al sistema, “que está vivo”, ha insistido Marlaska. Por su parte, Redondo ha anunciado que a esas mesas se incorporará a partir de ahora un miembro del ministerio de Igualdad, con el fin de mantener engrasado los cauces de información y poder acometer de manera transversal la protección de las mujeres susceptibles de ser víctimas de violencia en “un basto entramado institucional que no escatima esfuerzos”.

Ambos ministros han coincidido en que, pese a que este año es de “repunte”, la tendencia es decreciente y que se han producido muchas mejoras, con unos protocolos de evaluación del riesgo cada vez más precisos, “capaces de predecir cuándo está en peligro la vida de una mujer o la situación de vulnerabilidad de los menores”, ha asegurado Marlaska. O el protocolo de alerta a potenciales víctimas de agresores reincidentes, ha recordado.

El ministro ha insistido en la importancia de actuar con las víctimas renuentes, o resistentes a denunciar, generando “los mecanismos necesarios y precisos para que se sientan seguras” y ha apuntado que de las cinco asesinadas cuyos casos estaban activos, cuatro de ellas estaban en esa situación. “Debemos darles seguridad”, ha dicho. Tres de ellas, eso sí, tenían orden de protección.

Según Redondo, “ha sido una reunión fructífera y necesaria, ante un problema estructural, de Estado, en el que las políticas deben de ser transversales, poniendo todos los medios a disposición para minimizar el impacto de este problema atávico”.

El teléfono 016 atiende a las víctimas de violencia machista, a sus familias y a su entorno las 24 horas del día, todos los días del año, en 53 idiomas diferentes. El número no queda registrado en la factura telefónica, pero hay que borrar la llamada del dispositivo. También se puede contactar a través del correo electrónico 016-online@igualdad.gob.es y por WhatsApp en el número 600 000 016. Los menores pueden dirigirse al teléfono de la Fundación ANAR 900 20 20 10. Si es una situación de emergencia, se puede llamar al 112 o a los teléfonos de la Policía Nacional (091) y de la Guardia Civil (062). Y en caso de no poder llamar, se puede recurrir a la aplicación ALERTCOPS, desde la que se envía una señal de alerta a la Policía con geolocalización.