×

El tiempo: Récords de calor en enero: España bate 68 marcas de temperatura | Clima y Medio Ambiente

El tiempo: Récords de calor en enero: España bate 68 marcas de temperatura | Clima y Medio Ambiente

En el último episodio de calor anómalo que se está viviendo estos días en España se han batido 68 récords de temperaturas. Sin embargo, la marca más insólita no quedará registrada de forma oficial. Algunos observatorios han medido 30° de máxima, una temperatura inédita en el país y Europa para un mes de enero. En la localidad alicantina de Gavarde, se llegaron a medir incluso 30,7 grados este jueves 25 de enero. Pero esta marca no quedará grabada en los anales oficiales ni contará oficialmente, al no haberse registrado en la red de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) sino en la de la Asociación Valenciana de Meteorología (Avamet), en la que varias de sus 42 estaciones superaron los 30°. Como contextualiza Roberto Granda, meteorólogo de Eltiempo.es, aunque los datos de Avamet son “muy fiables”, “en la red oficial la cifra más alta fueron 29,6° en Chelva (Valencia)”. Así pues, de forma oficial, el techo de calor en un mes de enero sigue estando en los 29,8 grados medidos en Alicante en 2021.

Como detalla el meteorólogo, de haberse producido estos registros en la red oficial (cuyas mediciones se producen siempre bajo unas mismas condiciones), sería la temperatura más alta medida en España y en Europa en este mes. La estación meteorológica de Inforatge en Castelló marcó una décima más, 30,8°, mientras que otras redes no oficiales, como Suremet, de la Asociación Meteorológica FrostSE para la divulgación de la meteorología en el sureste peninsular, también registraron temperaturas por encima de 30° en Murcia y Alicante, con unos espectaculares 31,5° en la localidad murciana de Guadalupe.

Como primer balance provisional del episodio, en los observatorios de la red principal de Aemet ―formada por 93 estaciones atendidas por personal de la agencia― se han contabilizado desde el martes 24 récords absolutos mensuales de máxima, siete de ellos el martes y el resto el jueves. Es decir, que se trata de la cota más alta alcanzada este mes en los termómetros de esas estaciones desde que hay registros. En la lista se cuentan varias de las ciudades habitualmente entre las más frías del país, como Ávila, Cuenca, Logroño, Soria y Teruel, además de Albacete y de las sureñas Cádiz, Jaén, Granada, Huelva y Córdoba.

La información es la primera herramienta contra el cambio climático. Suscríbete a ella.

Suscríbete

El número de efemérides pulverizadas por el calor asciende a 68 si se suman los datos de los observatorios secundarios ―de 814 estaciones automáticas―, según el conteo de Granda, que lleva contabilizados 129 récords en lo que va de mes, que está resultando muy cálido, siguiendo la tendencia marcada en los últimos cinco inviernos. Y aún quedan por añadir a la lista los récords que se produzcan este viernes, con el ojo puesto en lo que ocurra en Madrid capital. “Esto es una absoluta barbaridad, es muy anómalo”, resume Granda a este diario.

La causa directa de este episodio es una combinación de dos factores estabilizadores. Por un lado, una dorsal ―zona de altas presiones en niveles medios y altos de la troposfera asociada a aire cálido que es más propia del verano― “muy robusta y potente, que ha alcanzado valores de récord para enero” y un “anticiclón bastante intenso, también en superficie, que no va a ser de récord, pero que va a estar en el rango alto”. Y, más allá de las causas directas, Granda señala que “el sospechoso número uno es el calentamiento global, a falta de estudios de atribución que lo corroboren”.

De hecho, las temperaturas de estos días inciden también en cómo está dejando de hacer frío en España, donde se registran ya el doble de días cálidos en enero que en los años sesenta, el teóricamente mes más frío del año. El último mes considerado frío por Aemet fue abril de 2022; la última estación fría, la primavera de 2018; y último año frío, 2013.

De entre todos estos récords, a Granda le sobrecogen los del puerto madrileño de Navacerrada, que ha batido dos días consecutivos su máxima, el miércoles con 17° y el jueves con 18,3° y, este día, también el de mínima más alta, con 10,2°. Estos valores supusieron dar un paso más allá de lo inicialmente previsto, que situaban los valores que se iban a producir en España en los propios de abril o incluso mayo. “La temperatura media del miércoles en Navacerrada fue propia de mediados o finales de junio, es decir: de verano”, sentencia el portavoz de Aemet Rubén del Campo en X (antiguo Twitter).

“La media de la temperatura fue de 14,1°, cuando lo normal, la mediana [el punto intermedio de todos los valores], para un 25 de diciembre es que fuera de -1°”, anota Granda. Para este meteorólogo, estas cifras apuntan a datos “aún más dramáticos”, porque extrapolados al verano serían una temperatura media diaria de unos 34°, con una máxima de 40° y una mínima de 28°, “una auténtica locura”.

Estos valores tan altos alcanzados en la sierra de Guadarrama, donde se ha fundido toda la nieve caída en las últimas semanas al igual que ha ocurrido en muchas zonas de los Pirineos, “se deben a un fenómeno de inversión térmica por subsidencia”. “Hay mucho calor en capas medias y altas de la atmósfera, con temperaturas a 1.500 metros de récord y, a causa de la dorsal, este aire se ve forzado a descender y al descender se comprime y se calienta”, lo que explica que se produzcan máximas más elevadas en zonas altas que bajas.

Además, Teruel ha batido también dos días consecutivos su máxima y Albacete base aérea, una estación con datos desde desde 1939, ha alcanzado 22,8°. Y este viernes todavía podrían sumarse más efemérides a la cuenta, aunque lo peor del episodio ya ha pasado. Para esta jornada, según avanza Granda, “se esperan descensos en la mayor parte del país, salvo en zonas bajas del centro, algunos puntos del sur, valle del Ebro y meseta norte, donde aún puede repuntar”. La caída se notará sobre todo en el norte y este, pero aún así las temperaturas seguirán estando por encima de lo normal.

El fin de semana aflojará un poco el calor por el sur, pero apretará por el norte. “Las máximas el sábado bajarán en todo el este, valle del Ebro, centro y sur, pero subirán en la meseta norte, porque las nieblas van a ir a menos, y en la cornisa Cantábrica”, avanza el meteorólogo. El domingo seguirá la misma situación de estabilidad y altas temperaturas, con una nueva bajada en muchas zonas, pero subidas en País Vasco, Asturias y Cantabria, donde se pueden alcanzar los 21°, 22° y 23°. Así, aunque los valores ya no serán tan extremos, seguirán siendo altos, con máximas entre 18° y 22° en muchas zonas del país. Para la semana que viene, “se espera que siga la dorsal, aunque debilitada, lo que garantiza la continuidad del calor anómalo para la época”.

Puedes seguir a Clima y Medio Ambiente en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_