×

Cómo evitar las colas para cargar coches eléctricos: más cargadores ultrarrápidos, señales y un mapa oficial | Clima y Medio Ambiente

Cómo evitar las colas para cargar coches eléctricos: más cargadores ultrarrápidos, señales y un mapa oficial | Clima y Medio Ambiente

En Semana Santa, se han visto en España colas de coches eléctricos esperando hasta dos horas para cargar, muy compartidas en las redes sociales. ¿Está preparada la red de puntos de recarga rápida en España para los grandes desplazamientos del año? Los expertos del sector explican que se ha tratado de un problema puntual de los supercargadores de Tesla en dos estaciones de Cuenca y Albacete, los preferidos por los conductores de la marca, mientras el resto de operadores —a los que también podían acudir— no han tenido incidencias. En cualquier caso, el parque de turismos 100% eléctricos sigue aumentando —son ya 175.000, según la DGT— lo que obliga a que la infraestructura de carga siga evolucionando: falta mejorar la señalética de los puntos de recarga, informar de los que están averiados (lo que no siempre ocurre) y agilizar los trámites para instalar cuanto antes nuevos cargadores.

“No ha habido un colapso, sino una mala planificación por parte de algunos usuarios de vehículo eléctrico en una operación regreso de unas vacaciones que se empeñaron en ir a recargar a dos estaciones concretas que estaban saturadas. En cambio, había varias estaciones de recarga de alta potencia próximas y a lo largo de la A-3 que no tenían problemas de saturación”, señala Arturo Pérez de Lucia, director general de Aedive, la patronal de la movilidad eléctrica. En su opinión, la red actual es “más que suficiente” para todos los desplazamientos, como lo demuestra que los más de 30.000 puntos de acceso público en funcionamiento se usan solo un 6% del tiempo, muy lejos de la saturación. Aunque sí puede ocurrir en algunos momentos concretos del año, igual que con las gasolineras, que se produzcan colas y saturación.

¿Por qué los conductores se dirigen a cargadores saturados? “El usuario de Tesla prefiere utilizar su propio sistema, porque es el más cómodo, y en general funciona muy bien. Además, los vehículos planifican las rutas teniendo en cuenta solo los cargadores de su marca”, responde Álvaro Sauras, vicepresidente de la Asociación de Usuarios de Vehículos Eléctricos (AUVE) y director de la revista Autofácil. “En este caso han confluido varias circunstancias, la estación de Atalaya de Cañavate (Cuenca) tenía 10 postes de recarga, pero cinco no funcionaban, y además son cargadores de los más antiguos de la marca, que cargan a 150 kW, pero reparten la carga en los dos postes a 75 kW si hay dos vehículos enchufados. Los nuevos ya cargan a 250 o 300 kW”, añade. Además, estos repostajes son más baratos para los usuarios de la marca, a veces incluso gratuitos. Una portavoz de la compañía rechaza hacer comentarios sobre las esperas de estos días, que considera un problema puntual. La empresa tiene previsto instalar varios supercargadores más este año.

Xavier Cañadell, cofundador de Electromaps (una aplicación que aglutina los puntos de recarga de todas las marcas), coincide: “Solo ha ocurrido con supercargadores de Tesla, que siempre suelen usar los conductores desde esos vehículos, y también están abiertos a otras marcas. Si en esos puntos concretos miras otros cargadores de Iberdrola, Endesa o Zunder no tenían una ocupación del 100%, ni había que hacer cola”. Fuentes de esas compañías confirman que sus instalaciones han realizado más recargas que en el mismo periodo del año pasado (de un 25% a un 40% más) pero no han sufrido esperas de más de 15 minutos.

Mapa de supercargadores de Tesla en España.

La información es la primera herramienta contra el cambio climático. Suscríbete a ella.

Suscríbete

Álex O., que conduce un Model 3 de Tesla, explica que vivió una situación similar el pasado domingo 17 de marzo: “Viajaba con mi coche de Asturias a Madrid y, como siempre, me fie de la app de Tesla para recargar en el supercargador de Tesla de Burgos (en el kilómetro 235 de la A-1), pero al llegar vi que había varios coches esperando. Entonces abrí Electromaps y comprobé que solo un kilómetro después había otro cargador rápido de otra marca de 180 kW. Así que me fui y cargué allí”. Y continúa: “Lo que les pasa a muchos usuarios de Tesla es que prefieren cargar solo en los supercargadores de la marca, que son muy cómodos, y no instalarse otras aplicaciones de recarga, porque suele ser un proceso engorroso, aunque una vez hecho no suelen tener problemas”.

Aspectos a mejorar

Félix García, portavoz de Anfac —la patronal automovilística—, coincide en que se trata de un problema puntual, pero sí cree que hay que mejorar varios aspectos: “Es importante que se señalice en la carretera dónde hay puntos de recarga, como ya hace Portugal. Y debería haber un mapa interactivo para mostrar dónde están los cargadores, qué potencia tienen y si funcionan. La infraestructura de recarga debe dar certidumbre, y no siempre lo hace”. En cuanto a lo primero, la DGT presentó en 2022 una nueva señal de tráfico para indicar estos lugares, pero su instalación será paulatina, a medida que las señales sean renovadas. En cuanto al segundo asunto, el Ministerio para la Transición Ecológica tiene previsto crear ese mapa, pero lleva dos años de retraso. García pide a los usuarios que planifiquen mejor sus viajes, y a las compañías, que informen mejor de los puntos averiados.

La infraestructura de carga rápida (de 50 a 250 kW) de acceso público en España creció un 95% el año pasado, pasando de 984 puntos a 1.923. Mientras, la ultrarrápida (con más de 250 kW) aumentó un 90%, de 309 a 587 emplazamientos. Este tipo de repostajes son fundamentales para los viajes, pues permiten cargar el coche en tiempos que van de los 15 a los 30 minutos. Sin embargo, todavía hay mucho margen de mejora: según un reciente análisis de EL PAÍS con datos de final de año, tan solo el 6% de los cargadores del país supera los 150 kW.

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, se ha referido a este asunto este jueves en una entrevista en RNE: “España se ha incorporado tarde a la movilidad eléctrica. Hasta junio de 2018, el Gobierno de Rajoy apostaba por el coche de gas. […] Desde entonces, ha quedado claro que la industria del automóvil, tan importante para el país, siente que el Gobierno les acompaña en la transformación [hacia la movilidad eléctrica]”. Sin embargo, “a veces se producen desajustes. Lo que hemos visto esta Semana Santa es algo puntual, concentrado en una marca [en referencia a Tesla] que tiene un tipo de puntos de recarga ultrarrápidas y que es la referencia que usan los propietarios de esos vehículos. Con carácter general eso no es así, y hay puntos de recarga que permiten programar el viaje y estar tranquilo, pero es obvio que debemos seguir mejorando en esto, en la extensión de putos de recarga en la geografía nacional”.

Íñigo Trasmonte, portavoz de la marca eléctrica china BYD en España, coincide: “En España, hay suficientes cargadores para el parque eléctrico actual, porque están sin uso el 95% del tiempo, pero tenemos que tener más para el futuro, y deben ser más fáciles de utilizar. Lo que pasó en Semana Santa puede volver a pasar si se vuelven a dar estas circunstancias excepcionales, es decir, que vayan muchos conductores al mismo punto sabiendo que hay una cola. Lo que hay que hacer es no ir todos a la misma”.

Pictograma de la señalización de los puntos de recarga en las vías. Desde la izquierda, surtidor de carburante y estación de recarga eléctrica, y en la derecha, estación de recarga eléctrica.
Pictograma de la señalización de los puntos de recarga en las vías. Desde la izquierda, surtidor de carburante y estación de recarga eléctrica, y en la derecha, estación de recarga eléctrica.DGT

Las compañías instaladoras piden facilitar la instalación de nuevos puntos. “Faltan puntos de recarga ultrarrápidos en las vías principales, pero para eso hace falta más agilidad en la tramitación, porque ahora estamos tardando dos años en recibir los permisos”, asegura Manuel Muñoz, de Endesa, compañía que tiene 5.600 puntos, el 40% rápidos o ultrarrápidos. “Iberdrola tiene ya 6.500 puntos operativos y otros 5.000 en fase de construcción y tramitación, pero necesitamos agilizar las licencias para que no tarden tanto”, apunta Jorge Muñoz, de Iberdrola.

Zunder, que tiene 600 puntos en el sur de Europa y quiere abrir otros 4.000, señala que en su marca cualquiera puede cargar con una tarjeta de crédito, sin instalarse ninguna app. De hecho, desde el pasado 1 de abril es obligatorio instalar TPV (datáfonos para pagar con tarjeta) en los nuevos puntos de más de 50 kW, con lo que no sería necesario bajarse ninguna aplicación y mejorará el acceso de todos los usuarios, aunque los ya instalados tienen todavía un tiempo para adaptarse.

Sauras, de AUVE, resume: “No podemos ignorar que esto ha pasado y que puede volver a pasar en puentes o momentos del año con mucho tránsito. Hacen falta más puntos de recarga rápida y ultrarrápida, que son los que más demandan los usuarios. En Francia, hay cuatro veces más cargadores de este tipo y no suelen tener estos problemas”.

Puedes seguir a Clima y Medio Ambiente en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_