×

“Aquí marica el último”: polémica por las palabras del piloto de Moto GP Jorge Martín en ‘El hormiguero’ | Sociedad

“Aquí marica el último”: polémica por las palabras del piloto de Moto GP Jorge Martín en ‘El hormiguero’ | Sociedad

Pasan las diez de la noche de este lunes y la conversación entre Pablo Motos y Jorge Martín discurre con fluidez. El subcampeón del mundo en la categoría de Moto GP, de 25 años, relata distendidamente sus logros y sus baches en la temporada ante la afable mirada del presentador de El hormiguero. Martín comenta pormenorizadamente cómo fue el momento en el que derribó, involuntariamente, al también piloto de la categoría reina Marc Márquez. Y en ese momento, suelta la frase, que arranca con tono serio y termina entre risas: “Tenemos mucho respeto, nos estamos jugando la vida y puede ser muy peligroso… pero aquí, aquí marica el último”. La carcajada cómplice entre ambos se funde con los aplausos del público. La polémica está servida.

El comentario no pasó desapercibido en redes, especialmente en X (antes Twitter), donde el corte con la declaración se difundió minutos más tarde. Algunos criticaron la tranquilidad con la que el piloto usaba tal expresión homófoba, mientras que otros se lanzaban a defender la libertad de expresión o relativizaban el error. La charla en el plató, ajena a cualquier debate en redes, prosiguió y, cinco minutos más tarde, Martín respondió a Motos con otro mensaje controvertido:

—Con tu chica, cuando os enfadáis, ¿quién tiene que pedir perdón antes?

—Eso ya sabes, Pablo, que con las mujeres no hay otra.

Carcajadas y aplausos, de nuevo.

La Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Trans, Bisexuales, Intersexuales y más (FELTGBI+) ha criticado la mañana de este martes las palabras del piloto y la connivencia del presentador en X (antiguo Twitter). “Divertidísimos los chistes de ‘maricas’ en prime time, ¿no? El ‘marica el último’ de Jorge Martín es horrible. La naturalización de Pablo Motos y el aplauso del público, también. Muchos menores lo escuchan a diario en el recreo y El hormiguero legitima este tipo de bullying”, han escrito.

No es la primera vez que el programa se ve sumergido en este tipo de polémicas. De hecho, la visita del histórico dirigente socialista Alfonso Guerra, el pasado 22 de noviembre, también suscitó las críticas del público en redes, tras su comentario sobre el humor. “A mí me dan mucha pena los humoristas. Ya no pueden hablar de nada. Antes había chistes de homosexuales, de enanos, de todo… y ahora no. Eso es libertad de expresión recogida, es decir, censura”, espetó Guerra. Una opinión que compartía el presentador.

El hormiguero lleva años siendo líder en horario de máxima audiencia. El programa de ayer cosechó una cuota del 15,7% y 2.140.000 de espectadores y fue el contenido con mayores impactos del día. Desde hace unos años, El hormiguero ha aumentado paulatinamente el contenido político de la emisión, y reserva los últimos 10 o 15 minutos para una tertulia en la que se opina sobre temas de actualidad.